Admitido el recurso judicial contra la cubierta del Beti-Jai

La asociación Madrid Ciudadanía y Patrimonio confía en frenar los planes municipales, que quiere modificar la estructura de este BIC del siglo XIX

Varios concejales de Madrid visitan las obras de consolidación del Beti-Jai | AYUNTAMIENTO DE MADRID

La justicia se pronunciará sobre si el Ayuntamiento puede o no colocar una cubierta en el histórico frontón Beti-Jai. El contencioso-administrativo presentado por la asociación Madrid Ciudadanía y Patrimonio (MCyP) y la plataforma Salvemos el Beti-Jai ha sido admitido a trámite y podría paralizar el Plan Especial aprobado por el consistorio el pasado mes de noviembre.

El juez admitió el recurso el pasado 25 de enero, informa MCyP, asociación que denuncia que los planes municipales pasan por “la posibilidad de construcción de una cubierta que consideramos atenta contra la conservación de un patrimonio
declarado Bien de Interés Cultural en categoría de Monumento”.

Actualmente, el Ayuntamiento está ejecutando obras de consolidación de este frontón del siglo XIX que fue declarado como monumento nacional en 1991 y Bien de Interés Cultural en 2011 por la Comunidad de Madrid. MCyP aplaude el transcurso de estos trabajos y anuncian que finalizarán previsiblemente en abril. “Creemos que la segunda y definitiva fase de restauración del Frontón Beti-Jai debería seguir liderándola el Ayuntamiento de Madrid”, explica la asociación ante la posibilidad de que se concedan las obras y su explotación a una empresa privada.

En mayo de 2015 el Ayuntamiento de Madrid finalizó el proceso de expropiación y adquirió el frontón, momento tras el que comenzaron los trabajos para recuperar el edificio ubicado en la calle del Marqués de Riscal, en Chamberí.

El Plan Especial ahora recurrido pretende ampliar los “usos pormenorizados” de la instalación, de manera que a la denominación de ‘parcela dotacional deportivo singular’ se le añadan las categorías de ‘cultural’ y ‘educativo’. Además, el plan admite la construcción de un garaje-aparcamiento y la cubrición del patio, de modo que permita también su utilización en invierno o cuando llueva, así como aumentar en un 10 por ciento la edificabilidad en la parcela.