Aprobado el nombre de la Plaza de los Chisperos para la zona ajardinada de Luchana

El lugar adquiere oficialmente su nombre popular, que no proviene de la presencia de estos herreros sino del monumento que preside la plaza

Farolas en la plaza de los Chisperos | SOMOS CHAMBERÍ

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado este viernes dar el nombre de Plaza de los Chisperos de Chamberí a una zona ajardinada situada en la confluencia de las calles Luchana, Manuel Silvela y Francisco de Rojas.

El espacio, que hasta ahora carecía de nombre, se conocía popularmente como plaza de Los Chisperos, “debido al monumento allí situado y dedicado a los chisperos y saineteros de Madrid”, explica el consistorio en nota de prensa, que ha atendido una petición de la Junta de Chamberí a la hora de poner nombre al espacio.

El término popular chispero hace alusión a los herreros de trébedes y otros pequeños utensilios cuyo oficio se desempañaba entre chispas. Sin embargo, este gremio de la forja tenía sobre todo relación con Chueca y Malasaña y no con Chamberí. Pero el monumento que se colocó en esta plaza ha acabado dando nombre al espacio.

Vista de la Plaza de los Chisperos de Chamberí, con el monumento en el medio | SOMOS CHAMBERÍ

El homenaje a los chisperos o a los saineteros (cuenta con los bustos de Barbieri, Chueca, Ramón de la Cruz y Ricardo de la Vega) fue colocado allí en el año 1933, veinte años después de su inauguración y de pasar por otros dos emplazamientos. En este enlace se puede leer la historia completa del monumento a los chisperos.

La plaza se creó en 1982, año en el que Tierno Galván inicia un ambicioso plan de reforma de calles y plazas, que concluyó en la zona con la ampliación de su superficie y el desvío de parte del tráfico que soportaba a través de la calle Manuel Cortina, que fue peatonalizada. Entonces siguió sin nombre aunque algunos artículos periodísticos ya daban por bueno su denominación popular que ahora hace oficial el Ayuntamiento.