Así es ‘Monte Olimpo’, la obra de teatro de Fabre que dura 24 horas

Los Teatros del Canal exhiben este provocador montaje inspirado en la cara más oscura de la tragedia griega que se inicia un viernes y acaba a las 18.00 del sábado

Un montaje de 30 artistas y un día completo de duración (de las 18.00 del viernes 12 de enero a las 18.00 del sábado 13) es lo que promete Monte Olimpo, el monumental montaje del dramaturgo belga Jon Fabre que estrenan los Teatros del Canal.

Con las 800 localidades de la Sala Roja agotadas desde el mes de junio, los aficionados al teatro que no posean entrada han de conformarse con ver las fotografías de representaciones previas de esta obra inspirada en la cara más oscura de la tragedia griega.

La mitología protagoniza este montaje en el que Fabre se interesa por diez indescifrables héroes griegos: Eteocles, Hecuba, Edipo, Fedra, Hipólito, Heracles, Agamenón, Orestes, Electra, Medea, Antígona y Ajax. Se recrea la fiesta de las Grandes Dionisisas, el mayor festival dramático de la Antigüedad, en honor al dios Dionisio, donde se convocaba a tres poetas trágicos y, durante una jornada, desde el amanecer hasta el atardecer, cada uno debía representar cuatro obras: tres tragedias y, para concluir, un drama satírico.

Los actores interpretan actos impenetrables, hablan un lenguaje que se va sumiendo en dudas, silencios, estertores de muerte, vómitos o gritos silenciosos. El momento de anagnórisis, de reconocimiento, nunca llega: este mundo del mito griego está dominado por la oscuridad, lo incomprensible, la violencia pura y el amor enfermo. Se despiertan y duermen sobre el escenario; los tramoyistas se despiertan y duermen en el escenario; los dramaturgos se despiertan y duermen en el escenario. Durante veinticuatro horas, Fabre va construyendo sus imágenes a partir de sus sueños robados.