¿Cuántos ciclistas usan el carril bici de Santa Engracia?

La Junta de Chamberí aprueba pedir un estudio sobre los vehículos y peatones que circulan cada día por esta céntrica calle y también por los bulevares

Dos fotografías del carril bici de Santa Engracia, con y sin ciclistas | AYUNTAMIENTO DE MADRID

Hace unos días, un periódico de Madrid publicaba un polémico artículo de opinión firmado por Luis María Ansón, en el que afirmaba que por cada millar de coches que atraviesa Santa Engracia, utilizan la calle 4 bicicletas. Lo hacía sin citar metodología ni fuente, hablando de los datos que le pasaban tres asociaciones vecinales de la citada vía. En el mismo texto el periodista daba por demostrado que los madrileños “no están por la bicicleta” y que era necesaria la reversión de los nuevos carriles bici.

El artículo ha sido replicado y alabado por algunos colectivos que se oponen al carril de Santa Engracia, pero también discutido y rebatido por otros grupos probici y expertos en movilidad. Miguel Álvarez, de Nación Rotonda, hacía público el conteo que efectuó en Santa Engracia un día, por curiosidad, y que a la vista del artículo cobraba relevancia. Según sus números, por cada 1.000 coches pasarían hasta 55 bicicletas (en vez de 4, como afirmaba Ansón).

El recorrido del artículo no acabó ahí. Este lunes el debate llegó al pleno de la Junta de Distrito de Chamberí. En ella, el grupo Ciudadanos pedía la supresión de esta infraestructura -un carril bidireccional de 2,50 metros de anchura que suma 2,18 km-al menos en el tramo comprendido desde la plaza de Chamberí hasta José Abascal. Lo hacía dando por buenas las cuentas del “estudio” (así lo citaban) de Ansón. La propuesta era rechazada con los votos de Ahora Madrid y PSOE.

Pero, ¿cuántas bicicletas pasan realmente cada día por Santa Engracia? El Partido Popular también quería saberlo y llevaba al pleno una propuesta para encargar un estudio que los contara en los bulevares de Sagasta, Carranza y Alberto Aguilera. Todos los grupos políticos votaron a favor de la medida (salvo Ahora Madrid, que se abstuvo) y la propuesta quedó aprobada.

Menos carriles, menos coches

Antes, en el debate, el portavoz del PP, Pedro Corral, se quejaba de la “percepción instalada en muchos de los vecinos de que se ha planteado el carril bici más como una excusa para quitar espacio al vehículo de motor que como fomento de la movilidad ciclista”. La primera parte de esta afirmación, la de que se han reducido carriles para aminorar el número de coches en las calles, es una de las premisas básicas que maneja Movilidad a la hora de intentar reducir el tráfico motorizado y la contaminación que con él sufre madrid. En cuanto a la segunda parte de la frase de Corral, fuentes de Movilidad del Ayuntamiento confían en que el número de ciclistas que ocupen dichos carriles vaya aumentando, como confirman por ejemplo las cifras mensuales de servicios como Bicimad.

El estudio propuesto podrá llevarse a cabo gracias a que el Ayuntamiento acaba de empezar a contratar mediciones de aforos de calles que incluyen no solo a los coches, sino también a las bicicletas y a los peatones, tal y como confirmaba en el pleno el concejal-presidente del distrito, Jorge García Castaño.  “En las mediciones que se han hecho hasta ahora el peatón no existe”, explicaba antes de dar por sentado que “habrá estudios” sobre el grado de uso de los nuevos carriles bici de Chamberí.

Estas mediciones serán de gran ayuda a la hora de planificar los próximos carriles bici que se construirán en el distrito, que fueron votados y aprobados por los vecinos en los últimos Presupuestos Participativos: habrá en la calle José Abascal, en la avenida Islas Filipinas y en la calle Arapiles. Todos los proyectos, que tendrán un coste superior a los 600.000 €, cuentan con un presupuesto adicional de 21.000 € para la realización de un estudio previo.