El Cercanías de Atocha a Chamartín cerrará cuatro meses por obras en 2019

El conocido como 'Túnel de la risa' será reformado durante los meses de verano para una reforma que Fomento ha calificado de "imprescindible"

Tramo afectado por las futuras obras en el Túnel de la Risa

El plan de reforma del Cercanías que prepara el Ministerio de Fomento, y que incluye construir una nueva estación de tren en Alonso Martínez, se dejará sentir primero en forma de cortes en el servicio el verano del año 2019. El tramo que va de Atocha a Chamartín, conocido con el apelativo de Túnel de la risa, estará cortado cuatro meses para afrontar obras integrales de reforma.

La obra, que se encuentra en fase de redacción antes de su licitación en concurso público, afectará al tramo con más tráfico de la red: cada día, 250 trenes de las líneas C1, C2, C7, C8 y C10 lo utilizan. Por esta razón, se aprovecharán los meses de verano (de junio a septiembre) para acometer la reforma.

En la actuación se renovarán por completo sus instalaciones con un coste de 73 millones de euros, informa Adif, que también indica que el impacto de las obras será menor que el que tuvo en su día la reforma de la línea 1 de Metro, acometida hace casi dos años.

El gestor de infraestructuras ferroviarias ha explicado que la obra es “imprescindible”, debido a que el túnel ha registrado hasta 70 averías en los últimos años. Adif calcula que cada uno de estos fallos en el sistema origina retrasos de 700 minutos en el resto de la red.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies