Esther Gómez: “Hay que conseguir que los niños vuelvan a jugar en la calle”

La concejala-presidenta de Chamberí habla de la posibilidad de establecer una ZPAE en Ponzano, y del parón en el polideportivo del Parque Móvil, además de los cambios previstos en la movilidad del distrito

Esther Gómez, en su despacho de la Junta de Distrito | SOMOS CHAMBERÍ

La concejala de Chamberí concede a este periódico digital su primera entrevista como presidenta del distrito. Esther Gómez recibe a Somos Chamberí en su despacho de la junta municipal, un lugar al que llegó hace poco más de dos meses, después del ascenso de Jorge García Castaño como delegado de Hacienda.

Ruidos, movilidad, peatonalizaciones… la edil de Ahora Madrid no huye de ningún tema durante una larga charla en la que traza las líneas generales de su política en el año que queda de legislatura.

Somos Chamberí: ¿Cómo se comunica a una concejal que le asignan un distrito? ¿Fue por teléfono?

Esther Gómez: Sí, fue una llamada de la propia alcaldesa. Debido al nuevo cargo de Jorge, él debía dejar un distrito, y ese iba a ser Chamberí. Cuando Manuela me llamó para decirme que había pensado en mí para llevarlo, me lo planteé como una oportunidad de poder contemplar la ciudad de una manera más integral y general, en la que veías los problemas de una parte de la ciudad -Carabanchel- y los de otra -Chamberí- muy distintas entre sí.

El cargo daba al principio da un poco de vértigo, viendo que solo quedaba un año y medio de legislatura, pero sabía que llegaba a un distrito  muy consolidado gracias al trabajo que ya se había hecho. Lo único que quedaba era seguir la línea marcada y consolidar lo que estaba en marcha.

SC: ¿Qué diferencias ves entre los dos distritos de los que eres presidenta? ¿Son tan distintos Carabanchel y Chamberí?

EG: Es importante llegar a los sitios sin prejuicios, para ir conociendo las problemáticas de cada distrito. Cada uno tiene las suyas, lo que no quiere decir que sean mayores o menores que las del otro. En Chamberí, el impacto de la crisis económica no ha sido tan grande como en los distritos del sur, pero aquí hay problemas muy importantes para los vecinos que hay que atender. Hay sobre todo problemas de movilidad, también de zonas verdes y de espacio público, porque se trata de una zona muy colmatada de viviendas. Además, existen molestias por el ruido, que imposibilitan el descanso, principalmente por la abundancia de locales de restauración y de bares. Y también hay población muy mayor que necesita atención por parte de las administraciones públicas. En esto último se parece más a Latina y Carabanchel.

SC: La movilidad es el tema estrella del distrito: ¿qué futuro va a tener Chamberí Zona 30 y cuál es el futuro de la ampliación de aceras inicialmente planteadas?

EG: Las intervenciones que tengamos este año van a venir muy condicionadas por el Plan Económico Financiero (PEF) al que nos obliga el Ministerio de Hacienda. Pero la movilidad es una apuesta de ciudad en Ahora Madrid, que va ligada a la calidad del aire, de la salud y de ganar el espacio público que se había perdido frente al vehículo privado.

Es necesario mejorar el transporte público, los espacios en los que la gente pasea y pueda estar… hay que conseguir que nuestros niños y niñas puedan volver a jugar en la calle, que es algo que yo hacía de pequeña pero que ahora se ve bastante poco. Por ello vamos a coger el proyecto de Chamberí Zona 30, que ya venía bien diseñado por Jorge García Castaño y su equipo, y ver todo lo que podemos avanzar en este año. Unas zonas serán más fáciles y otras llevarán algo más de complejidad. Pero vamos a recuperar espacio público y a seguir educando a la gente para que entienda que esta ciudad no puede tener un modelo de transporte basado en el vehículo privado.

Además, hay aspectos de la nueva ordenanza de movilidad que va a ser aprobada nos van a venir bien, como potenciar el uso de la bicicleta o reducir la velocidad en una serie de zonas.

SC: El tramo peatonalizado de Galileo… ¿se va a revertir o a consolidar?

EG: En Galileo está pendiente la consolidación del espacio ganado. Tenemos en cuenta la resistencia de algunas personas de esa zona a la peatonalización completa, aunque no creemos que la mayor parte del distrito esté planteando una oposición a la mejora de los espacios públicos. En cualquier caso, escucharemos a esa gente y esperaremos a las votaciones de Presupuestos Participativos de mayo, en las que se podrá ver el resultado para seguir avanzando.

SC: ¿Los tres carriles bici aprobados para su construcción este año se van a poder ejecutar en 2018?

EG: Tenemos que ver con Desarrollo Urbano Sostenible y Medio Ambiente sobre cómo desarrollarlo. Hay muchísima gente que nos sigue pidiendo avanzar en el uso de la bicicleta, también las Ampas nos plantean que los niños puedan llegar al colegio de manera segura… tenemos multitud de solicitudes para seguir avanzando en la línea que ya ha abierto este equipo de gobierno en el distrito. Y no entiendo la reticencia a hacerlo que tienen algunos partidos políticos, cuando el Plan Ciclista se aprobó por PSOE, IU, PP y UPyD en su momento.

SC: ¿Qué medidas se están preparando para mitigar el efecto frontera en Chamberí del APR de Centro?

EG: Es una buena vía de avance que sigamos haciendo Áreas de Prioridad Residencial en el centro e incluso extenderlas un poco más allá. Además de la ampliación de aceras, para paliar el efecto frontera estamos haciendo un estudio del aparcamiento en el entorno del APR, no solo para transformar plazas azules en verdes sino también reorganizando las plazas de otra forma, como cambiar el aparcamiento de línea a batería.

Esther Gómez, en su despacho

SC: El ruido es uno de los problemas principales en Chamberí, ¿qué medidas se van a acometer en el año que queda para paliarlo en las zonas más conflictivas?

La implantación de la Zona de Protección Acústica Especial (ZPAE) de Gaztambide ha sido un gran acierto y creo que esa es la línea en la que hay que seguir trabajando, porque es absolutamente compatible el desarrollo económico de los negocios de la zona con el descanso de los vecinos y el derecho de estos a desarrollar su vida en las mejores condiciones posibles.

Vamos a seguir teniendo reuniones con las asociaciones de hosteleros de la zona, para ver cómo ir reduciendo la situación de ruido que hay en la zona. No puede ser que el disfrute de unos vaya en detrimento del descanso de otros.

SC: ¿Cómo evitar el monocultivo hostelero en calles como Ponzano, en la que actualmente hay 48 negocios de restauración en 500 metros, sin aplicar una ZPAE?

EG: Es importante que los propios hosteleros entiendan la necesidad de respetar horarios y que contribuyan a que sus clientes no generen ruido a las puertas de sus locales. Es un proceso de educación y también de disciplina. Quizás hace falta más presencia de Policía Municipal en la calle, sin necesidad de que Ponzano sea declarada ZPAE, pero -si es necesario- avanzaremos en ese sentido.

SC: Chamberí es el distrito con menos zonas verdes de todo Madrid. ¿Cómo se va a intentar revertir?

EG: Lo primero de todo que quiero hacer es felicitar al tejido vecinal del distrito, que consiguió la gran zona verde que va a ser el parque del Canal. Es un proyecto de la Comunidad de Madrid muy completo, que nos enseña que cuando se escucha a la gente los proyectos avanzan y se gana en calidad de vida.

Después de gestionar Latina, donde existen muchos parques, me sorprendió las pocas zonas verdes existentes en Chamberí. Nosotros vamos a seguir trabajando con el Canal, que es el principal propietario de zonas verdes del lugar, para que puedan ser abiertas para disfrute de los vecinos y vecinas. Vamos a ver si es posible la apertura al público del Segundo Depósito, con unos árboles inmensos y con mucha historia.

SC: ¿Se van a reformar los parques de José Luis Sampedro y Alejandro Muñoz? ¿Se retirarán las vallas?

EG: Se han cedido competencias a las juntas de distrito sobre parques y zonas verdes, en las que ahora podemos ejecutar pequeñas reformas. Vamos a desarrollar proyectos en esas zonas, aunque tenemos que ver el ritmo por las limitaciones del PEF de las que hablaba antes. En la actualidad estamos terminando de diseñar el proyecto para la de José Luis Sampedro.

SC: ¿Habrá zonas deportivas en las zonas verdes? ¿Y en otros puntos del distrito?

EG: Vamos a intentar avanzar en lo que podamos. La construcción del Estadio de Vallehermoso acaba de empezar. Va a ser una dotación deportiva muy importante para la ciudad, pero también para el distrito, para uso de deportistas federados pero también de los colegios o de las asociaciones. Yo vengo del distrito de Latina, donde teníamos Gallur y estuvimos trabajando con ese modelo de integrar deportistas, actividades escolares e incluso festivas.

Además, estamos dándole una vuelta para ver, en el poquito espacio que tenemos, qué es lo que podemos hacer para sacar más instalaciones deportivas, como una pista de patinaje.

SC: ¿Estadio de Vallehermoso o Estadio de Madrid? ¿Cómo se deberá llamar?

EG: Aún no se le ha puesto nombre, no creo que haya polémica. Ambas denominaciones son compatibles, porque no debemos dejar de pensar en la importancia histórica y para el distrito que ha tenido el nombre de Vallehermoso. Mi opinión es que el nombre será integrador: va a poder recoger la historia para el distrito y lo que pueda representar para la ciudad.

SC: El derribo del antiguo polideportivo del Parque Móvil está a punto de finalizar. ¿La construcción del nuevo se podría retrasar por el PEF?

EG: Sí, esta es una de las obras que se pueden retrasar. No creo que la podamos iniciar en esta legislatura. Tendrá que ser para la siguiente.

SC: Antes hacías referencia a que los mayores de Chamberí es uno de los colectivos en los que se tiene que fijar la administaración. ¿Qué planes específicos hay para ellos?

EG: Acabamos de poner en marcha en Trafalgar el Plan contra la Soledad no Deseada. Chamberí es un distrito con una población mayor, más envejecida, que tiene unas necesidades que han de ser cubiertas. Hay que ser capaces de aprender que el final de nuestros días sea lo más acompañado y digno posible. En ese sentido va este proyecto, que busca la concienciación comunitaria y cambiar el modelo individualista por otro más de comunidad. Aunque el proyecto no atiende solo a la gente mayor.

Además vamos a crear mejores dotaciones para los vecinos de más edad. Se va a construir un centro de mayores con más espacio y un comedor en el edificio que está en la esquina de Vallehermoso con Fernández de los Ríos. Y el actual de Blasco de Garay se podría quedar -se aprobó en el pleno de la Junta- como espacio para gente joven, que intente frenar el envejecimiento del distrito.

SC: ¿Es Chamberí el distrito con los plenos más animados de Madrid por la implicación y también las protestas de las asociaciones?

EG: Bueno, eso no lo sé. En Latina también había mucho ambiente. Creo que es bueno para un distrito que las asociaciones sigan ampliándose, sean del signo que sean. No me cabe duda que la mejor forma de implicar a las personas en política es a través de la asociación de la gente en distintas entidades, también en los foros locales. Eso sirve para que la ciudadanía no sea mera espectadora. Siempre va a ser positivo, aunque a veces a los que gobernamos nos digan  cosas que no nos gusten o que no vayan en la línea que queremos seguir. Esa es su función, la de reivindicar.

SC: ¿Qué es lo mejor que Esther Gómez ha aprendido en el poco tiempo que lleva dirigiendo Chamberí? ¿Le dio algún consejo su predecesor?

EG: Entender que aquí no se puede llegar con prejuicios. Es un distrito con un poder adquisitivo mayor, pero que también tiene problemáticas, que hay que escuchar y entender. Es necesario saber que aquí no todo el mundo es rico y no todos pueden cubrir las necesidades que tienen, y ahí ha de estar la administración pública para ayudarles.

Y en cuanto al consejo de Jorge García Castaño, recuerdo que me dijo que dejaba un muy buen equipo de funcionarios alrededor. Me aconsejó que les escuchara y que me apoyara en él. Además de escuchar, cómo no, a las asociaciones que existen en el barrio.