Jardines de Andrés Saborit, el nuevo parque de Madrid | Somos Chamberí

Jardines de Andrés Saborit, el nuevo parque de Madrid

Numerosos miembros del PSOE acompañan al Ayuntamiento en la colocación de las placas que homenajean al histórico concejal que proclamó la II República

Cristina Narbona descubre la placa que nombra los nuevos jardines de Saborit | AYUNTAMIENTO DE MADRID

Ahora Madrid ha puesto nombre a tres espacios de Chamberí que hasta ahora no lo tenían: el primero fue el Parque de José Luis Sampedro, en la calle Galileo, homenaje a este genial escritor y vecino del distrito durante muchos años. Y el último el de la Plaza de los Chisperos, a la que todavía no ha llegado la placa.

El nuevo nombre que faltaba es el de Andrés Saborit, que desde este miércoles denomina los jardines situados a lo largo de Raimundo Fernández Villaverde, entre Alenza y Alonso Cano. Al acto ha acudido buena parte del socialismo madrileño, debido a que el homenajeado fue militante, concejal y hasta diputado socialista a principios de siglo. Allí estaban concejalas del PSOE como Purificación Causapié o Mar Espinar, además de Paca Sahuquillo y familiares del propio Saborit.

Cristina Narbona, durante el acto de inauguración | AYUNTAMIENTO DE MADRID

A Saborit se le recuerda, sobre todo, por ser la persona que proclamó la II República desde el balcón del Ayuntamiento. Tipógrafo y periodista fundador de varias revistas, cofundador de las Juventudes de su partido, su faceta más destacada fue la municipalista, ya que ejerció como concejal del Ayuntamiento de Madrid en sucesivas legislaturas desde el año 1920.

La figura de Andrés Saborit, nacido en Alcalá de Henares en 1889, ha sido recordada hoy por la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, que le definía como “un hombre de acción” y ha destacado la “honradez e integridad” que demostró en los diferentes cargos públicos que ocupó.

Jardines Andrés Saborit, con el hospital de Maudes al fondo | AYUNTAMIENTO DE MADRID

Narbona también destacó que desde su puesto de concejal en el gobierno municipal se enfrentó a dos instituciones poderosas en la ciudad hace ahora casi cien años: la Sociedad Madrileña de Tranvías, empresa privada que gestionaba este transporte público y cobraba un excesivo precio por el pasaje; y también el gremio de los panaderos, que por aquella época defraudaban con el peso y la calidad del pan que vendían.

La concejala de Chamberí, Esther Gómez, añadió en el acto que “como sociedad no podemos permitirnos olvidar a hombres y mujeres que dieron lo mejor de sí para tener una sociedad más justa y más igualitaria”, y ha añadido que “muchos, como Andrés Saborit, vivieron el exilio, pero iniciativas como esta permitirán que su recuerdo quede para siempre en esta ciudad.

El nombramiento de este espacio es una de las medidas pedidas por la Comisión de la Memoria Histórica para el distrito de Chamberí, donde también se espera que cuatro calles dedicadas a militares franquistas cambien de nombre, cuando se resuelvan los diferentes procesos judiciales abiertos.