La torre de cocheras de Cuatro Caminos será aprobada en menos de un mes

La concejala de distrito, Esther Gómez, asegura a los cooperativistas de Metropolitan que la Junta de Gobierno dará luz verde al proyecto antes del 10 de julio

Imagen promocional del proyecto Metropolitan sobre cocheras, con la torre en el centro

Uno de los proyectos con mayor polémica de Chamberí, el que se construirá sobre las cocheras del Metro en Cuatro Caminos, está a punto de ser aprobado por el Ayuntamiento. La Junta de Gobierno dará luz verde en las próximas semanas al plan parcial que incluye una torre de 25 plantas, además de otros edificios residenciales, dotacionales y zonas verdes propuestas por la cooperativa Residencial Metropolitan para estos terrenos del suburbano madrileño. Será “antes del 10 de julio”, según indicó la concejala-presidente del distrito, Esther Gómez, durante el último pleno de la junta.

El anuncio tuvo lugar ante la presencia de un numeroso grupo de cooperativistas y vecinos, que reclamaban a gritos una fecha para la aprobación del proyecto y a los que se dirigió la concejala, explicándoles que a este trámite legal le deberán seguir el obligatorio periodo de alegaciones, el visto bueno por parte de la Comunidad de Madrid y la aprobación definitiva, que podría tener lugar a finales de año, en función de lo que se demore el plan parcial inicial y las gestiones del gobierno regional.

Una vez que sea aprobado, el Grupo Ibosa, que gestiona el proyecto, soterrará primero las cocheras del Metro y después procederá a la urbanización de la zona, se tramitarán las licencias de obras pertinentes y se iniciará la construcción de los tres edificios residenciales contemplados.

Oposición vecinal al proyecto

El proyecto inicial fue presentado en 2014 y aprobado por el Ayuntamiento en un pleno de verano de 2017. Que se inicien las obras de este complejo de viviendas a finales de año también dependerá del movimiento vecinal que pide la conservación de las cocheras de Cuatro Caminos, construidas hace casi cien años sobre unos terrenos en los que ahora Metro prevé que se construyan 443 viviendas y se soterren las actuales instalaciones.

El grupo de vecinos y de expertos en patrimonio aboga por la conservación de la infraestructura, que atribuyen el proyecto a Antonio Palacios. Se constituyeron como plataforma con el nombre de Salvemos Cuatro Caminos y desde entonces solicitan la transformación de las cocheras en un museo sobre el Metro de Madrid. Además, han advertido que reclamarán en los tribunales que el lugar sea declarado Bien de Interés Cultural (más de 12.000 firmas apoyan esta petición) por tratarse del primer edificio construido por Metro.

El pasado mes de marzo el lugar acogió un festival de arte urbano, durante el que se abrieron al público las instalaciones y se pudo contemplar de cerca los característicos tejados en sierra de las instalaciones, sus espacios interioreslos techoslas grúas del complejo y las puertas de entrada para los convoys, intervenidas con obras artísticas, que también colonizaron otros espacios.

[Fotogalería: las cocheras de Cuatro Caminos, abiertas al público]

El evento también fue aprovechado por Metro para presentar el futuro residencial de las cocheras de Cuatro Caminos, cuya maqueta se pudo contemplar en el interior de estas naves industriales. El proyecto incluye, además de los edificios residenciales y de servicios municipales, un parque público de 14.500 metros cuadrados.