Los nuevos contenedores de reciclaje de Madrid facilitan el robo de papel

Un vídeo muestra la escasa dificultad con la que dos personas vacían una zona de reciclaje en la calle Monte Esquinza

Dos personas sacan papel de un contenedor en la calle Monte Esquinza | @ MADRIDRECLAMO

Cada vez es más común observar en las calles de Madrid a cartoneros recogiendo papeles dentro de los contenedores de reciclaje. Esta práctica, prohibida por la ordenanza y tipificada como un hurto, está entre las razones de que la capital reciclara en el año 2015 el 11,7% menos de papel y cartón que el año anterior, según estimaciones del Ayuntamiento de Madrid.

El equipo de gobierno probó hace un año tres nuevos modelos de contenedores antihurto para intentar evitar la sustracción de parte del reciclado, que suele llevarse a cabo por grupos de dos personas: una se introduce en el contenedor y otra acumula los cartones en el exterior. Después ambas depositan el botín en un camión de grandes dimensiones que pasan por la calle cuando se ha terminado de vaciar el contenedor.

Pese a los intentos de modelos antirrobo antes citados, los nuevos contenedores que acaban de llegar a varios distritos de Madrid -entre ellos al de Chamberí– no disponen de ningún dispositivo para intentar frenar los hurtos, ni su diseño se parece a los que se probaron en su momento. Es más, sacar papel de su interior parece aún más sencillo que con los modelos anteriores, tal y como muestra el vídeo que publicamos a continuación (grabado por @madridreclamo y enviado a este periódico) en una zona de reciclaje ubicada en el número 6 de la calle Monte Esquinza.

Somos Chamberí se dirigió la semana pasada al área de Medio Ambiente del Ayuntamiento para saber si tenía constancia de esta nueva modalidad de robo, o si el equipo de Ahora Madrid tenía pensado encargar contenedores antirrobo, pero el consistorio no ha respondido aún a las preguntas de este periódico.

Multas de hasta 3.000 euros

El hecho de “manipular o extraer residuos de los recipientes de recogida de residuos” es considerada por la normativa municipal una falta grave, lo que lleva acarreado una sanción entre los 751 y los 1500 euros, en virtud del artículo 33.6 de la Ordenanza de Limpieza de los Espacios Públicos y Gestión de Residuos. Además, si se produce daño en el contenedor al hurtar los papeles, la sanción puede llegar a los 3.000 euros.

Los tres nuevos modelos de contenedores | AYUNTAMIENTO DE MADRID

En la nueva estrategia de reciclaje del Ayuntamiento de Madrid, puesta en marcha hace un año, se incluye también la recogida de cartonaje por otras vías diferentes a los contenedores de reciclaje. En concreto, se ha puesto en marcha un sistema de recogida puerta a puerta para comercios en algunas zonas, con el fin de evitar la saturación de las islas de reciclaje.

En cuanto a los nuevos contenedores instalados en las calles de Madrid, pese a no contar con sistema antihurto, tienen una capacidad mucho mayor que sus predecesores, en los que cabían 800 litros de volumen. El de papel/cartón es el más grande de todos ellos, con 3.200 litros de volumen, seguido por el de envases (2.400 litros) y vidrio (2.200 litros). Su recogida es también más eficiente gracias a que se emplean nuevos camiones de recolección de residuos de forma lateral.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies