Residencial Maravillas protagoniza el pleno abierto a los vecinos del Ayuntamiento de Madrid

Todos los grupos políticos se posicionaron sobre el proyecto cooperativo de la calle Raimundo Fernández Villaverde

El portavoz de Residencial Maravillas, durante el pleno | AYUNTAMIENTO DE MADRID

Los cooperativas de Residencial Maravillas, el proyecto de viviendas para el solar que ocupara el antiguo Taller de Precisión de Artillería, se convirtieron en los protagonistas del segundo pleno abierto del Ayuntamiento de Madrid, en el que se contestaron a las preguntas más votadas por los ciudadanos los días previos.

Su pregunta era larga pero incidía en el principal escollo de este proyecto, que ha aumentado la monetización del valor del suelo desde que fue adjudicada en el año 2014. Esta era la cuestión que se debatía:

¿Por qué el ayuntamiento se desdice de hasta tres de sus propios informes, triplicando injustificadamente el valor a monetizar por Residencial Maravillas?

La exposición de la pregunta la hizo Juan Andrés García Bartolomé en representación de los 350 cooperativistas que esperan poder construir sus viviendas en el número 50 de Raimundo Fernández Villaverde, después de haber aceptado una nueva monetización que se eleva de los 14 millones de euros hasta los 41, y que supondrá -según sus cálculos- un encarecimiento de 80.000 euros de media.

Los cooperativistas pidieron agilidad en la concesión de licencias ante la “dolorosa” medida de aceptar la nueva monetización de los terrenos, a la que se ha añadido la eliminación de 500 plazas de garaje sobre el proyecto final y de albergar una nueva escuela infantil municipal en sus instalaciones. Todos cambios con respecto al proyecto inicial, que en su momento fue considerados por los medios como “muy competitivos” con respecto al valor del mercado circundante.

“En una asamblea dura lo aceptamos porque es la única salida para no arruinar a las más de 300 familias”, explicó el cooperativista, a la vez que pedía a Carmena que agilizara la concesión de licencias como ellos, como el Ayuntamiento, también quieren “revitalizar el barrio y dotaciones”.

Las posiciones de los grupos políticos

La portavoz de Ciudadanos, Begoña Villacís, declaró que su partido está con los cooperativistas y que del Gobierno municipal no obtendrán respuesta “porque no hay una normativa detrás, como tampoco la hay con la cooperativa de Cuatro Caminos”. La portavoz socialista, Purificación Causapié, explicó que su formación no estuvo a favor de la operación porque se estaba hablando de enajenar un bien público con valor histórico y cultural para construir viviendas y habiendo necesidades de equipamientos. Una vez aprobado el proyecto en el Pleno, el PSOE insta a agilizarlo con una monetización que no sea gravosa ni para las familias ni para el Ayuntamiento.

Percival Manglano, desde el PP, pidió “disculpas” no como miembro del Gobierno pero sí como representante del Ayuntamiento porque “es indecente lo que han hecho con los cooperativistas”, dos años después de que se aprobara el Plan Parcial, dos años “maréandoles y cambiándoles la monetización”.

La portavoz del Gobierno, Rita Maestre, lamentó que un error técnico en la cuantificación haya alargado el proceso. La edil remarcó que la actuación del Ayuntamiento debe “conjugar los intereses particulares con los generales” y destacó que la monetización “redundará en las arcas públicas para prestar mejores servicios”.

La segunda edición del Pleno Abierto de Cibeles, que sustituye a los concejales por los vecinos, acogió además el debate sobre tres proposiciones y otras dos preguntas votadas en Decide Madrid. Este es el vídeo del pleno: