¿Una semana sin aparcamiento para no residentes en todo Madrid?

El humo de los coches, unido a la inversión térmica, puede provocar que las medidas del Escenario 2 se extiendan hasta el sábado, a pesar de que las restricciones están funcionando en el interior de la capital

Imagen de la boina de contaminación sobre Madrid

El lunes 20 de noviembre se inició la que puede ser una semana histórica -en lo negativo- para Madrid. Los elevados niveles de polución alcanzados durante los días anteriores obligaron al Ayuntamiento a prohibir el aparcamiento en zona SER (la que se rige con parquímetros) hasta que baje el dióxido de nitrógeno.

A la vista de los datos cosechados el primer día, las medidas adoptadas sirvieron para evitar que la contaminación siguiera creciendo en la zona centro. Pero otras estaciones en el sur y en el norte de la ciudad elevaron notablemente sus valores medios de dióxido de nitrógeno, el contaminante que se usa para medir el nivel de polución que respiran los madrileños.

Zonas como Villaverde, Usera o Barrio del Pilar registraron este lunes niveles preocupantes NO2, según los datos que ofrece el Consistorio en su boletín diario. A cambio, el interior de la M-30 permaneció con cifras más bajas, menos habituales durante periodos de contaminación en los que sí que está permitido aparcar a los no residentes en los barrios con parquímetros.

Niveles de dióxido de nitrógeno tóxicos registrados este lunes, 20 de noviembre, por horas | AYUNTAMIENTO DE MADRID

Pero la boina gris sigue sobre Madrid y, a la vista de los datos, el Ayuntamiento ha vuelto a decretar el Escenario 2 para el miércoles 22 de noviembre, con lo que se cumplirán tres días consecutivos sin posibilidad de aparcamiento en zona SER para los no residentes de cada barrio. En Chamberí la medida afecta a seis zonas de aparcamiento (de la número 71 a la 76).

¿Estará prohibido aparcar en Madrid toda la semana? Todo dependerá de dos variables fundamentales: si los madrileños dejan de coger el coche y optan por transportes menos contaminantes y si la previsión del tiempo cambia y se produce algo de viento que despeje la concentración de NO2 o incluso llega algo de lluvia.

Lo primero -el descenso del tráfico- ya se está notando en el interior de la ciudad. Los constantes mensajes del Ayuntamiento y de parte de la sociedad civil parecen ir calando. Lo segundo -mejora del tiempo- puede que suceda hacia el fin de semana, cuando se prevé un cambio del viento y existe posibilidad de precipitaciones a partir de la última hora del viernes y la jornada del sábado, indica AEMET.

Lo que sí que parece menos probable es que esta semana se active el temido Escenario 3, que impediría la circulación a la mitad de los coches, ya sean o no de residentes. Para que el Ayuntamiento pueda aplicarlo es necesario que la situación atmosférica se degrade todavía más durante dos días seguidos (hasta el nivel de aviso, por ahora llevamos seis días consecutivos de preaviso). Cosa que aún no ha sucedido.

Un protocolo menos automático

¿Debería cambiar la forma en la que se aplica el protocolo? El ejemplo de pasar seis días en nivel de preaviso sin poder tomar más medidas así lo sugiere. “Podría haber un elemento político a la hora de aplicar el protocolo, porque actualmente podría ejecutarlo hasta un robot”, sugieren desde el colectivo de expertos en movilidad Nación Rotonda. “Es un tema complicado” -admiten- “pero debería poderse actuar de otra manera cuando las cifras de emisiones están tan al límite”, comentan.

Con respecto a las medidas, desde Nación Rotonda se llama la atención sobre la prohibición de aparcar a no residentes. “En realidad se actúa sobre una parte muy pequeña de las plazas de aparcamiento”, explican. “Hay miles de parkings privados, en edificios de viviendas, en ministerios o en otras administraciones públicas sobre los que no se puede actuar con medidas como la de hoy”, añaden.

Más información: