Cómo utilizar el nuevo contenedor marrón de basura

Restos de fruta, verdura, frutos secos, cáscaras de huevo... te decimos lo que va y lo que no va dentro del contenedor que estrena Madrid

Contenedor de tapa marrón, junto al resto en la calle Vallehermoso | SOMOS CHAMBERÍ

El barrio de Vallehermoso y otras 16 zonas de Madrid estrenan la noche del 31 de octubre el sistema de recogida de restos de materia orgánica, que a partir de ahora deben depositarse en un nuevo contenedor de tapa marrón, que acompaña a los de tapa naranja y amarilla.

El Ayuntamiento de Madrid ha lanzado una campaña llamada Acierta con la orgánica en la que informa a vecinos y comerciantes de cómo tienen que depositar sus basuras a partir de ahora. El nuevo contenedor marrón debe recibir:

  • Restos de fruta, verdura, restos cocinados de carne, pescado y marisco, frutos secos, cáscaras de huevo y otros restos de comida
  • Restos infusiones y posos de café
  • Tapones de corcho, cerillas, serrín
  • Servilletas usadas, papel de cocina sucio y papel y cartón sucios de aceite o restos de alimentos
  • Restos de jardinería tales como plantas, hojarasca o ramos de flores.

Restos que se han de depositar en el contenedor marrón | SOMOS MALASAÑA

Estos restos orgánicos deberán separarse del resto de la basura y depositarse en los contenedores grises con tapa marrón que el Ayuntamiento ha instalado en la vía pública y en los cubos del mismo color que ha distribuido a las comunidades de vecinos que presentan de esta forma sus basuras para ser recogidas. La recogida tendrá luga todos los días de la semana.

A las 105.000 viviendas de los 17 barrios en los que se ha implantado el sistema se les está entregando un kit formado por un cubo aireado de material plástico marrón y 10 litros de capacidad para que depositen en él sus restos orgánicos, un folleto informativo, un imán de nevera recordatorio de los residuos que se consideran orgánicos, una mini revista de carácter lúdico y una bola de semillas lista para sembrarse.

Además, hay otro tipo de residuos que siguen echándose a los contenedores de tapa naranja. Son estos:

  • Pañales y toallitas húmedas
  • Colillas
  • Pelo, excrementos de animales, arena de gato
  • Chicles o polvo de barrer

Para depositar la basura orgánica el Ayuntamiento ha instalado en toda la ciudad 3.295 cubos de dos ruedas, 423 contenedores de 800 litros y 141 contenedores de carga lateral, todos ellos con tapa marrón.

Comercios, restaurantes y colegios

Equipos de informadores ambientales están visitando comercios y establecimientos de Chamberí y de otros barrios donde habitualmente se generan residuos orgánicos (restaurantes, fruterías, comedores, etc.) para explicar a sus responsables los beneficios y la obligatoriedad de separar la materia orgánica del resto de los residuos. También reciben un kit con posters, folletos y adhesivos explicativos y recipientes para depositar estos restos.

Además, el consistorio ha contactado con los 50 grandes generadores de residuos en los que se pone en marcha la campaña de recogida en origen de los biorresiduos a partir del 1 de noviembre.

A partir de enero, los centros educativos de las zonas pioneras podrán participar en actividades educativas desarrolladas por un equipo de educadores en sus propias aulas. Los centros que dispongan de huerto o jardín recibirán una compostadora para que puedan fabricar abono con los restos orgánicos que generen.

Además, a partir del 11 de diciembre, y hasta febrero, se organizarán charlas formativas sobre los beneficios de separar los restos orgánicos en equipamientos municipales, centros municipales de mayores, juntas de distrito y asociaciones vecinales, empresariales y cívicas.

Más información:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies