Vecinos de General Asensio Cabanillas paralizan el cambio de nombre de su calle

La medida, aprobada por la justicia, es cautelar y se impone a la espera de una resolución final del recurso

Placa en la calle General Asensio Cabanillas | SOMOS CHAMBERÍ

La poeta Ángela Figuera tendrá que esperar un tiempo para ver su nombre colocado en la calle hasta ahora conocida como General Asensio Cabanillas. El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Madrid ha establecido como medida cautelar que no se cambie el nombre de la vía hasta que resuelva el recurso contra el cambio de nombres franquistas acordado por el Ayuntamiento hace casi un año.

La resolución judicial, publicada por La Razón, indica que se adopta esta medida provisional para evitar que los más de 500 vecinos residentes en la calle, tengan que “realizar gestiones urgentes tanto a nivel particular como de carácter comercial para dar a conocer la nueva denominación, cuyo coste económico y personal hay que valorar como preponderante”. “Son mayores los perjuicios que pudieran ocasionarse en caso de proceder a una ejecución inmediata antes de que el recurso sea resuelto”, añade el auto judicial.

La calle Asensio Cabanillas apenas cuenta con actividad comercial, aunque sí con muchas viviendas que dan a esta vía, un buen número de ellas ocupadas por miembros de los cuerpos y fuerzas de seguridad españoles. Parte de sus vecinos, indica La Razón, son los que han iniciado este recurso siguiendo el camino de otras organizaciones como la Fundación Francisco Franco.

El Ayuntamiento había aprobado en mayo el cambio de nombre a decenas de calles de Madrid, a propuesta de los grupos políticos del distrito y para cumplir con la Ley de la Memoria Histórica, pero lo dejó en suspenso en julio a la espera de la resolución de varias demandas judiciales y para evitar que sucediera el caso de otras ciudades, que retiraron las placas y luego las tuvieron que volver a colocar ante las medidas cautelares interpuestas por la justicia.

En la lista de lugares de Chamberí que no han cambiado de nombre están -además de Asensio Cabanillas- las calles General Dávila, General Rodrigo y Juan Vigón, todas en el barrio de Vallehermoso.