Vía libre para que la Comunidad desmantele el campo de golf del Canal

El Ayuntamiento concedió la licencia de demolición el pasado 5 de diciembre

Instalaciones deportivas del Canal | GMAPS

El campo de gol ilegal del Canal ya puede ser demolido. La infraestructura que la Comunidad de Madrid construyó sin licencia y por la que se ha encausado judicialmente al expresidente Ignacio González desaparecerá en cuanto el Gobierno regional ejecute la sentencia que le obliga a ello, después de que el Ayuntamiento de Madrid concediera el pasado martes 5 de diciembre la licencia de demolición.

Por el momento, miles de pelotas de golf esperan sobre el césped del campo la entrada de las máquinas que desmantelarán las instalaciones después de diez años de lucha vecinal, liderada por la asociación Parque Sí en Chamberí, con el apoyo de las asociaciones El Organillo y Corazón Verde, en demanda de más zonas verdes y de deporte de base para los vecinos y vecinas del distrito.

El campo de golf cerró el pasado mes de febrero, a la espera del cumplimiento de una sentencia de septiembre de 2016 del Tribunal Superior de Justicia, que anulaba el Plan Especial que la Comunidad de Madrid aprobó en 2013 con objeto de legalizar el conjunto de usos situados sobre la parcela.

Tras la clausura de las instalaciones, el Canal de Isabel II redactó el proyecto de demolición con el que solicitó la preceptiva licencia municipal para ejecutar las obras de desmontaje de mástiles, galerías de lanzamiento y cerramientos de los espacios destinados a la práctica de golf. Durante la tramitación, se requirió del aporte de documentación adicional por parte de Canal de Isabel II para completar la información y subsanar deficiencias en su solicitud, necesarias para la concesión de la licencia, informa el Ayuntamiento en nota de prensa.

El consistorio ha manifestado también su compromiso de mantener “una total colaboración con vecinos, asociaciones, Canal de Isabel II y Comunidad de Madrid, de cara a impulsar conjuntamente este proceso”.

Esta colaboración no se limita a la citada parcela del Tercer Depósito en Islas Filipinas, sino que se extiende a otros recintos propiedad del Canal en el distrito, y que constituyen el principal potencial de Chamberí “para poder superar el déficit histórico en superficies de zonas verdes disponibles para su público uso y disfrute”.