Zaplana compró ‘al contado’ un piso de lujo en Almagro antes de ser detenido

La operación precipitó la causa judicial contra el exministro de Aznar, al que se le imputan delitos de blanqueo de capitales,

Zaplana, en una imagen reciente

Una transacción inmobiliaria sospechosa precipitó en marzo la Operación Erial, en la que se ha detenido a Eduardo Zaplana. El exministro compró un piso de 290 metros cuadrados en el número 14 de la calle Monte Esquinza, valorado en 1,8 millones de euros, informa El Mundo. Lo hizo sin pedir hipoteca, abonando el total de su importe en el momento de la venta.

El inmueble está dotado de cuatro habitaciones y zona de servicio en la citada calle. Su portal se encuentra en pleno barrio de Almagro, uno de los más exclusivos de la capital, a escasos 300 metros de la sede del PP en Génova.

Esta adquisición hizo saltar las alertas de la Guardia Civil, que dirige la operación que acabó con la detención del exministro y exportavoz del Gobierno de Aznar por supuesto blanqueo de capitales. Se le acusa de intentar lavar 10,5 millones de euros obtenidos durante su etapa como presidente de la Comunidad Valenciana.

Después de la detención, que tuvo lugar el pasado martes, Zaplana acompañó a los agentes de la Guardia Civil a su propia vivienda de Monte Esquinza, donde se procedió al registro exhaustivo del lugar. Al día siguiente fue trasladado a Valencia para continuar con las pesquisas.

La familia de Eduardo Zaplana ha negado a El Mundo las acusaciones de blanqueo de capitales y afirma que el piso de Chamberí lo adquirió el exministro después de vender recientemente otra vivienda de 500 metros cuadrados que poseía en la Castellana, por la que obtuvo 2,8 millones. También ha pedido la puesta en libertad del expresidente valenciano debido a su delicado estado de salud, ya que sufre leucemia.